esenfrdeitpt
PRODUCTOS DE SALAMANCA

PRODUCTOS DE SALAMANCA

Suculentas entradas como el jamón de Guijuelo, lomos y embutidos ibéricos, el tradicional hornazo o el farinato de Ciudad Rodrigo; platos de cuchara a base de lentejas de La Armuña o garbanzos de Pedrosillo; segundos de carne de morucha o ternera charra, y postres con quesos de Arribes... todo bien regado con caldos de Arribes del Duero o de la Sierra. 

Entra en esta despensa de calidad y disfruta de la buena mesa.

Irresistible tentación Existen pocas sensaciones comparables a saborear una loncha de Jamón de Guijuelo. De color rojo profundo o rosa pálido, la carne magra presenta suaves reflejos y brillos de grasa. Su intenso aroma y el sabor envolvente convierten su degustación en un auténtico placer. Cerdos ibéricos, criados en montanera en las extensas dehesas del oeste del país, constituyen la materia prima. De sus correrías y su cuidada alimentación provienen el olor y sabor especiales de jamones y perniles. A…
Irresistibles en el plato Al norte de la capital se extiende La Armuña, una comarca idónea para el cultivo de cereales y leguminosas por la riqueza de sus suelos. Entre ellas destaca la lenteja, de probada calidad como lo demuestra su Indicación Geográfica Protegida. La lenteja de La Armuña se caracteriza por su tamaño, un color verde claro jaspeado y un elevado porcentaje de proteínas, hierro y calcio. Su producción abarca más de 70.000 hectáreas; el Consejo Regulador controla las…
Color rojo y sabor aromático Las amplias dehesas constituyen el hábitat de la vaca morucha, la raza autóctona salmantina por excelencia. Bajo sus encinas y robledales, pastan en libertad las cabezas de ganado, alimentadas con los excelentes pastos que nacen cada primavera. Esta raza, perfectamente adaptada al medio y a los rigores del clima, es única para aprovechar los recursos que ofrece el Campo Charro, tanto en pureza como en los distintos cruces con razas mejorantes, como el charolés. El…
Esencia de la dehesa La Ternera Charra se acoge a la marca de garantía de esa misma denominación, haciendo referencia a carnes frescas de animales de vacuno nacidos, criados y cebados en Salamanca. Requisito indispensable para esta marca es que las reses hayan sido criadas en la dehesa y alimentadas hasta los cinco meses con la leche de la madre y pastos del entorno. Se garantiza, así, su origen y la crianza en un ecosistema privilegiado, de calidad única, con…
Calidad certificada Decir Ibéricos de Salamanca es decir ibéricos de calidad. Reconocida en 2005, esta Marca de Garantía ampara seleccionados productos ibéricos salmantinos, en concreto lomos, chorizos, salchichones, jamones y paletas. El secreto radica en la excelente materia prima: el cerdo ibérico, alimentado de forma natural, sacrificado, despiezado y elaborado en la provincia. La edad mínima de sacrificio del cerdo ibérico oscila entre los 10 y los 13 meses. Otro aspecto fundamental es la elaboración mimada y peculiar, desde la…
Leche cruda de oveja El paisaje del noroeste salmantino, salpicado de encinares, robledales adehesados y campos de cultivo, se transforma en bancales junto al río Duero y sus cañones. Estas especiales condiciones hacen que los pastos y la vegetación de monte bajo sean excelentes para cualquier ganado. De hecho, a finales del siglo XIX aparecieron numerosos rebaños de ovejas de leche; con su producción se inició la fabricación artesanal de queso, al principio con carácter familiar y más tarde empresarial.…
Señor de humilde cuna Entre los afamados embutidos salmantinos se encuentra el farinato, producto típico por excelencia de la tierra de Ciudad Rodrigo. En dicha localidad tiene tal importancia que hasta sus habitantes reciben también el apodo de “farinatos”. Se elabora a base de miga de pan, grasa de cerdo, pimentón, aguardiente y anises, y es utilizado en la preparación de gran variedad de platos. Quizá el más popular son los huevos fritos con farinato, sustento tradicional del Carnaval del…
El mejor sabor de la tradición En el calendario salmantino es muy frecuente encontrar unidos la fiesta y el hornazo. Pero si hay una celebración que identifique a ambos esa es el Lunes de Aguas, cuando los salmantinos salen a merendar al campo como colofón a la Cuaresma y la Semana Santa. Bajo la denominación de hornazo nos referimos a una especie de empanada redonda o rectangular, fabricada con una masa compuesta de harina de trigo, manteca de cerdo, agua…
La comarca de Las Arribes del Duero presenta unas condiciones idóneas para el cultivo de la vid: clima mediterráneo en las laderas y valles, suelos graníticos y pizarrosos, un tanto arenosos. Sobre ellos se han mantenido cepas y uvas de marcado carácter, gracias a los cuidados de los productores locales. Las variedades autóctonas, como la Juan García y la bruñal, o la bastardillo chico y la puesta en cruz, ambas aún en estudio, confieren a los vinos arribeños su singularidad.…
Vinos naturalmente únicos La denominación vinícola “Sierra de Salamanca” está situada al sureste de la provincia, con una zona de producción de unos 500 km2. Es la última Denominación de Origen Protegida aprobada en España y una de las más pequeñas. En un territorio reducido se dan las mejores características para el cultivo de la vid: microclima mediterráneo, fuertes pendientes, suelos pizarrosos y graníticos… La variedad principal de la zona es la rufete. Se trata de una variedad de uva…
De oliva virgen extra Frutado, denso, de intensa fragancia y toque picante. Así es el aceite de oliva virgen extra que se elabora en los parques naturales de Las Arribes y las Sierras de Francia y de Béjar, lo que aporta notas singulares al preciado zumo de la aceituna. Ese gran valor medioambiental queda patente en la declaración de las sierras del sur como Reserva de la Biosfera por la UNESCO. En el paisaje llaman la atención los olivares, cultivados…
Dulces tentaciones No puedes finalizar tu viaje por Salamanca sin saborear alguna de las múltiples recetas de su deliciosa repostería conventual. Con los más sencillos y naturales ingredientes se elaboran los más diversos dulces: repelaos, amarguillos, perrunillas, bizcochos, obleas, bollos, mantecados, rosquillas, etc. Una opción para adquirir estos productos es dirigirse a los conventos y monasterios que se dedican a estas especialidades: Benedictinas en Alba de Tormes; Clarisas en Ciudad Rodrigo y Cantalapiedra; Agustinas en San Felices de los Gallegos,…

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver Politica