esenfrdeitpt

La Armuña ( Salamanca )

Arquitectura tradicional

Es uno de los aspectos que da idea de la fuerte identidad cultural de la comarca y aunque está perdiéndose poco a poco con el paso de los años, los colectivos en defensa de la tradición apuestan por su recuperación conservando los rasgos arquitectónicos referentes a la apariencia exterior de las viviendas, aunque el interior evolucione hacia una disposición más moderna.

En el oeste de la comarca la casa típica armuñesa solía estar hecha de adobe, tapial y piedra arenisca mientras que en el este era más frecuente el uso del ladrillo macizo, propio del estilo mudéjar. Son elementos hoy sustituidos por el ladrillo moderno o la piedra, que solían y suelen presentarse sin revestimiento en la mayoría de los casos.

Uno de los elementos característicos de la arquitectura armuñesa es que un buen número de las casas que conforman sus núcleos de población cuenta con un patio trasero al que se puede acceder bien desde la casa o bien desde una «puerta carretera» desde la calle, que suele ser de grandes dimensiones y tiene un pequeño tejadillo decorativo. Hoy es comúnmente usada para la entrada de vehículos. El patio era antiguamente el corral o lugar donde se disponían retablos, pocilgas, gallineros y pajares junto a un característico pozo.

Las paredes solían ser muy anchas y en general se abrían pocas ventanas debido al clima continental presente, aunque en algunas paredes se obraban «luceras» o ventanucos necesarios para la aireación de la casa.5​ A la vivienda se entra por lo que se denomina «portalillo», está techado y en él se encuentra la puerta principal. Dispone de «poyos» o asientos donde se disponían sus habitantes para conversar o pasar a la fresca las cálidas noches de verano, así como para acoger «a la abrigada» algunas tareas domésticas como la costura de la señora de la casa.

La parte habitable de la casa estaba organizada en varias estancias. Para acceder a cualquiera de ellas se pasaba por el «portal» que es lo que hoy llamaríamos vestíbulo y era utilizado frecuentemente como secadero de la matanza. En él se sitúa la escalera que da acceso al «sobrao» o piso superior diáfano que se utilizaba para almacenar la cosecha. Toda casa solía tener dos habitaciones para descansar y una cocina donde se realizaba la mayoría de la vida cotidiana pues era el lugar más cálido. Ésta poseía un cuarto o despensa para guardar los alimentos y una chimenea en campana muy característica que ocupaba la mitad del espacio para desalojar bien los humos. Los calderos y los pucheros se sustentaban en las llares que se colgaban de las paredes. También hay que destacar la existencia de un cuarto cercano a la cocina que acogía el horno donde se elaboraba el pan.

Monumentos y lugares de interés

Son de especial interés artístico las iglesias parroquiales de Palencia de Negrilla, Villares de la Reina y Villaverde de Guareña.

 

La Armuña Comprende 30 municipios: Aldeanueva de Figueroa, Arcediano, Cabezabellosa de la Calzada, Cabrerizos, Calzada de Valdunciel, Castellanos de Moriscos, Castellanos de Villiquera, El Pedroso de la Armuña, Espino de la Orbada, Forfoleda, Gomecello, La Orbada, La Vellés, Monterrubio de Armuña, Moriscos, Negrilla de Palencia, Pajares de la Laguna, Palencia de Negrilla, Parada de Rubiales, Pedrosillo el Ralo, Pitiegua, San Cristóbal de la Cuesta, Tardáguila, Topas, Torresmenudas, Valdunciel, Valverdón, Villamayor, Villares de la Reina y Villaverde de Guareña.

Más en esta categoría: Las Villas (Salamanca) »

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver Politica