esenfrdeitpt

Carne de Morucha

Color rojo y sabor aromático

Las amplias dehesas constituyen el hábitat de la vaca morucha, la raza autóctona salmantina por excelencia. Bajo sus encinas y robledales, pastan en libertad las cabezas de ganado, alimentadas con los excelentes pastos que nacen cada primavera.

Esta raza, perfectamente adaptada al medio y a los rigores del clima, es única para aprovechar los recursos que ofrece el Campo Charro, tanto en pureza como en los distintos cruces con razas mejorantes, como el charolés.

El resultado es una carne excepcional, de intenso color rojo y sabor aromático. Tiene un alto valor nutritivo y gran aporte en proteínas. Su calidad le ha valido su certificación como Indicación Geográfica Protegida. El Consejo Regulador ampara este sello y vigila la trazabilidad del producto.

En función de la edad, los animales se clasifican en ternera, añojo y novillo. Su despiece tiene muchos y variados usos en la cocina: asados, cocidos, estofados, parrilla o plancha.

Más en esta categoría: « Lenteja de La Armuña Ternera Charra »

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver Politica